Abstract
Uno de los obstáculos a los que se enfrenta cualquier documentalista digamos 2.0 a la hora de constituir un repertorio, es la inestabilidad de las fuentes documentales online. En otras palabras, su permanencia es en motltes ocasiones efímera. El proceso de “descatalogación” de una fuente de información puede ser muy rápido, y este hecho puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza cuando hacemos referècia a un recurso en línea.

¿Qué técnicas documentales y alternativas nos ofrece el software específico de la web para superar el obstáculo del efemeritat de las fuentes documentales online?

Para poder establecer una referencia a un recurso en línea tenemos básicamente dos posibilidades:

  • Enlazar el recurso (url) implícitamente con un hiperenlace o explícitamente con una cita.

  • Almacenar su contenido.

Estas dos técnicas no son excluyentes, y en función de la relevancia que tenga el recurso para nuestro repertorio se deberán utilizar de manera simultánea.

Enlazar contenidos en línea
El navegador web es la herramienta que usamos para acceder a las fuentes documentales en línea, y para enlazar -o hacer referencia- a un recurso sólo debemos agregarlo a Favoritos (Destacados, Bookmarks, etc). Esta técnica es bastante conocida para la mayoría de los clientes -usuarios- de este tipo de programas.

De todos modos, enlazar el recurso no siempre nos permitirá recuperarlo, pues es posible que con el devenir de un cierto tiempo, intentemos acceder a él otra vez y no lo encontremos, ya no está disponible. Es decir, que o no está o está en otro lugar (en otra url).

En una biblioteca este escenario es bastante improbable, si se reubicase el recurso estaría pefectament identificado, mientras que si se descatalogase, ya no estaría -lógicamente- en el repertorio.

Almacenamiento de contenidos en línea
El abanico de formatos que tenemos a nuestro alcance para poder almacenar un contenido de la web es bastante amplio, pero básicamente estará condicionado:

  • por el formato del contenido del propio recurso: texto, imagen, video, audio, etc …

  • por las limitaciones o normativas de almacenamiento de nuestro repositorio.

Una de las principales razones-aparte de la seguridad-para abandonar el uso de Internet Explorer fue precisamente el gran número de facilidades que ofrecía el software alternativo, en el caso que nos ocupa Firefox.

Los que lo usamos sabemos que tenemos a nuestro alcance gran número de complementos que nos permiten añadir utilidades y prestaciones a nuestro navegador de la web.

Complementos del firefo: Conversión de Ficheros PDF

Anuncis