Internet proporciona infinidad de recursos lúdicos y educativos para nuestros hijos/as. Sin embargo, no todos los sitios de la red diseñados para niños/as ofrecen suficentes garantías para ellos/as. En algunas ocasiones el simple control de navegación de nuestros hijos no es suficiente para garantizar su seguridad. Veamos qué debemos saber de un sitio antes de autorizar su uso.

En esta ocasión mi hija solicita el acceso a una página lúdica que han probado en la escuela, bajo la tutoria del docente, tras darse el caso de que uno de los escolares de la clase ha propuesto la web. Es interesante notar, que el tutor les ha instruído en las prácticas básicas acerca la protección de su intimidad. Especialmente, porque no es el primer ni único caso en que los escolares pueden acceder a internet sin ningún tipo de supervisión por parte de sus progenitores.

Sin embargo  las medidas de protección básicas no suelen ser suficientes por lo que siempre es necesario analizar la web en cuestión, para determinar su idoniedad para menores.

Moshi Monsters

La web proporciona diversos servicios entre ellos el CHAT, fuente habitual de problemas de seguridad. A pesar de que existe una información detallada para tutores, acerca del registro en el sitio, y las recomendaciones y las disposiciones legales vigentes, expuestas en un enlace “For Parents“, un análisis detallado de la información aportada rebela importantes lagunas.

Si analizamos la sección dedicada a la política de privacidad, observamos que en el apartado de Cookies la web no asume responsabilidad acerca la información que obtengan o puedan recabar terceros y/o afiliados.

Ante esta situación lo aconsejable y prudente es recabar más información acerca del sitio y para ello utilizamos una de las múltiples herramientas gratuitas que nos proporciona internet, con el siguiente resultado:

Sobran comentarios, pero quedo a la espera de que la web pueda explicarnos que seguridad ofrece a sus afiliados, si ni siquiera es capaz de supervisar y controlar los enlaces externos.

Anuncis