El único museo que el pueblo “visita” con regularidad e indiferencia, es la calle.

Todo lo que forma parte de la historia, por  más marginal y anecdótico que pueda parecer a primera vista, podría ayudar a descubrir sentimientos positivos en general, más allá de los más objetivos y profundos, reservado a los estudiosos y especialistas.

Enric Satué, El llibre dels anuncis, Editorial Alta Fulla, Barcelona 1985.
Anuncis